jueves, 24 de abril de 2014

DIETA PERSONALIZADA PARA FIBROMIALGIA


Es un hecho conocido que los individuos afectados de Fibromialgia tienen una mayor sensibilidad a ciertos alimentos. 
Según una investigación realizada por una revista médica: “Reumatología Clínica”, aproximadamente el 42% de todas las personas con Fibromialgia manifiestan que los síntomas que suelen experimentar  a menudo empeoran después de ingerir ciertos tipos de productos alimenticios.
Algunas personas reaccionan al glutamato monosódico, mientras que otros tienen una sensibilidad al gluten. Hay algunos que son sensibles a ciertos tipos de productos lácteos, mientras que otros son sensibles a  conservantes específicos. Estas sensibilidades varían de un paciente a otro. No hay dos pacientes exactamente iguales. Por lo tanto, es preciso buscar la dieta adecuada para cada persona.
Durante la búsqueda de la mejor dieta para la Fibromialgia, lo más fácil es echar mano de una lista de alimentos prohibidos o seguir una dieta ya establecida disponible en el mercado. Sin embargo, lo idóneo es crear su propia dieta individualizada  y participar en el proceso de eliminación de alimentos que le producen intolierancia. De esta manera estará diseñando una dieta personalizada que será realmente eficaz para usted y sus circunstancias individuales. 
El primer paso para determinar qué alimentos incluir en su dieta consiste en prestar mucha atención a cuál es su reacción a ciertos alimentos que  consume.
La idea es escribir todo lo que usted come en un diario y a medida que avanza el día debe anotar qué tipo de síntomas experimenta. Pueden ser molestias musculares, dolores de cabeza,  bajos niveles de energía e incluso las complicaciones del estado de ánimo.
En la práctica, se puede empezar llevando un diario de dos semanas. Este es un objetivo realista y proporciona información suficiente para  identificar los alimentos que desencadenan los síntomas y / o rebrotes.
A medida que continúe el proceso de registro en el diario de alimentos, podrá descubrir que sufre algunos síntomas al consumirlos .
Por ejemplo, si para el desayuno,  usted toma una taza de café y con leche, y  encuentra que   experimenta malestar después del almuerzo, el culpable podría ser la cafeína en el café, o incluso la leche.
Una vez que han descubierto que estos productos alimenticios dan lugar a ciertos síntomas, debe iniciar el proceso de eliminación. En el ejemplo de consumir el café y la leche,  se debe eliminar uno o ambos a la mañana siguiente. Es  mejor eliminarlos de uno en uno para identificar positivamente el culpable de los síntomas.
Una vez que se han identificado ciertos productos alimenticios que le producen los síntomas, es importante que consulte con un profesional médico  por una razón principal, puede que usted  elimine alimentos que contienen nutrientes importantes como vitaminas y minerales necesarios para la salud. 
Su médico, le prescribirá las pruebas pertinentes para determinar si tiene alguna deficiencia nutricional y le podrá sugerir otros alimentos o complementos alimenticios que ayuden en la sustitución de esos nutrientes.

1 comentario:

Nuria Andreu dijo...

Hola tengo 26años tengo fubromialgia y si me gustaria saber que alimentos puedo o no comer porque dieta tras dieta ni pierdo peso ya que sufro brotes muy fuertes y dolorosos.gracias